Turismo en la región de Brantôme-en-Périgord en la Dordoña

Share


Brantôme, la Venecia del Périgord

En Brantôme, podréis ir al mercado todos los viernes por la mañana y los martes (en julio y agosto) para descubrir y comprar productos locales. Sus numerosas tiendas: restaurantes gastronómicos, panaderías, carnicerías, kiosco de periódicos, bares, estancos, supermercados, bancos, etc. Podréis visitar la abadía benedictina con su claustro, su iglesia, su campanario (el más antiguo de Francia) y su museo. La ruta troglodítica: El jardín de los monjes. La iglesia Notre dame, y muchos otros sitios maravillosos.

Bourdeilles – 8 km

Clasificado como Monumento histórico, el castillo de Bourdeilles está construido alrededor de una fortaleza medieval, un sitio para todos los aficionados al arte e historia. Dos castillos de diferentes épocas (medieval y renacentista), dominando el río Dronne desde un bancal rocoso rodeado por una muralla. La fortaleza medieval (siglos XIII – XIV) es un recinto dominado por un torreón octogonal de 35 metros de altura. El cuerpo renacentista (siglo XVI) consta de salas de ceremonia suntuosamente decoradas y de muebles prestigios como la cama del Rey Charles Quint.

Périgueux – 25 km

Una ciudad acogedora, que os sorprenderá! Verdadera joya del Sud-Ouest, a la vanguardia de las artes y del patrimonio. Tierra de tradiciones y de gastronomía, famosa por su dulzura de vivir.
Capital de Arte e Historia : Un conjunto arquitectural excepcional en medio del Périgord. Desde la antigua ciudad romana Vesunna hasta el barrio medieval – Ciudad también renacentista, sin olvidar los monumentos de los siglos XVIII y XIX, Périgueux ofrece más de 2000 años de historia con 39 monumentos inscritos o clasificados como “Monumentos históricos”. La catedral bizantina Saint-Front, etapa mayor de los caminos de Santiago de Compostela, está inscrita por UNESCO en el patrimonio mundial desde el año 1998. La ciudad consta de 3 museos: el museo Vesunna, el museo de arte y arqueología del Périgord y el museo militar del Périgord.
Capital gastronómica : ¿Qué evoca la ciudad de Périgueux? La famosa salsa que lleva su nombre, las trufas y los Foies Gras. Mercados rurales: Todos los días de las 8h a las 13h en la place du Coderc. Grandes mercados: todos los miércoles y sábados, en la place du Coderc, de la Clautre y del Ayuntamiento (mercado rural de los 8h a las 13h).


Villars – 12 km

El castillo de Puyguilhem, clasificado como monumento histórico, fue construido al principio del movimiento renacentista es digno de las moradas más hermosas del Val de Loire en la época de François I.
La Cueva de Villars es pequeña pero es un condensado de todas las grandes cuevas del Périgord Negro. Y los vestigios de la abadía cisterciense de Boschaud, construida entre 1154 y 1159, había disfrutado, para su edificación, de los favores de la abadía de Perouse, situada al lado. Su arquitectura es apasionante porque asocia los grandes principios cistercienses a un estilo típico del Périgord (construcción ingeniosa de cúpula sobre colgantes) Este sitio, que descubre un nuevo yacimiento en el siglo XIX, libera una fuerte espiritualidad.

Saint-Jean de Côle – 19 km

Clasificado como uno de los pueblos más hermosos de Francia, Saint-Jean de Côle es una joya de verdura, historia, dulzura y serenidad, engastado en las verdes colinas, y a orillas de la Côle, representa un conjunto arquitectural impresionante. Saint-Jean de Cole está orgulloso de su iglesia bizantina del siglo XI, de su castillo de la Marthonie, de sus claustros, de sus puentes de piedras, de su plaza mayor rodeada por casas entramadas, de su mercado cubierto y de sus casas con techos pintorescos. En mayo, acoge una exposición famosa de flores y durante los meses de verano, hay conciertos de música organizados en la iglesia del siglo XII. Es un lugar fantástico que nadie se debe perder.

Nontron – 22 km

Por sus tradiciones, su historia, Nontron vio nacer sus ambiciones, sus paisajes suaves como los de Toscana, sus jardines de arte y colores, sus fuentes de aguas vivas, sus mercados típicos hacen de esta ciudad una tierra de descubrimiento.